jueves, septiembre 07, 2006


Energía eléctica de Cementerio

En un cementerio patrio han instalado unos paneles que extraen energía de las tumbas con tanta eficiencia , que los muertos son capaces de hacer reventar de luz cuatro poblaciones a la vez.

Hasta la fecha disfrutaba yo de la ensoñación romántica de la rosa naciendo de las cenizas del amado, del humus humano haciendo brotar la enredadera, del poeta encaramándose al cielo a través del tronco y las hojas de un nogal.

Pero tamaña practicidad energética de fuegos fatuos corales y muertos trabajando después de espicharla no puede por menos de erizar mis vellos.

Esta es la vida después de la vida que nos prometían.

Yo no quiero dar energía después de muerta para encender, teles, ni hornos microondas, ni árboles de navidad.

Que me quemen, y si luego tienen tiempo y ganas, que me esparzan desde la noria grande del parque de atracciones, pero, por favor, no me hagan ponerla en funcionamiento.


17 comentarios:

Eulalia dijo...

Pues ya ves que a mí me hace ilusión que mis células sirvan para algo..
Lo que no quiero es que me crionicen o que me entierren en un ataud de acero.
Ahora bien, tu cabecita ve siempre la imagen adecuada al caso y, lo que es mejor: eres capaz de dibujarla para nuestro regocijo.
Eres fantástica.
Un beso

El Deivid dijo...

Lo primero que pensé es: "con una extensión tan enorme en todo el territorio español (y por desgracia cada vez más árida), ¿por qué un cementerio?".

Para mí los cementerios son altos cipreses, morbus morti, un día al año y la canción de Mecano.

Poco me importa lo que hagan con mi cuerpo después de muerto, ya habrá cumplido su función. La vida es muerte y la muerte es vida, y eso pensarían los geckos y serpientes cada vez que mudan su piel. Nuestro cuerpo es nuestra piel, un día la mudamos y nuestra energía vuelve al universo, para ser reciclada en forma de seres como la rosa, Marga dixit.

Roxi dijo...

¿En serio?
Me confunde el tema. Por un lado que pena que ni muerto te dejen en paz, que todo haya que reciclarlo, que todo sirva, tanto utilidad me indigna.
Pero por otra parte, si nuestra almita no está más ahí qué de malo hay que esa energía se reutilice para beneficio de otros. El punto es que a esos otros seguro les cobrarán por la electricidad, no se las darán gratis. Eso si me molesta.
Ahora, si nos acordamos de Lavoisier ¿era él, así se escribe?
"la materia ni se crea ni se destruye solo se transforma".
En fin me acordé de esto.
Para variar me gustó mucho tu ilustración sobre todo la plantita ascendente. Si como humanos tenemos en nuestro interior un irrenunciable deseo de trascendencia, quizás elevarnos como luz sea bonito (almenos poéticamente hablando).
Marga de nuevo te he leído el pensamiento o algo similar, pues hoy en la micro venía pensando en la muerte, en que tengo que hacer un post al respecto, pero no dramático si no que desde la simbología. El arcano 13, La muerte invertida: Resistencia al cambio, este será mi próximo post por que hoy en la noche sí que actualizo.
Estoy happy, he pensado muchas cosas lindas y positivas estos días, y tanto tu como otros ciberamigos han influenciado en esto.
Gracias, un abrazo

Xurri dijo...

Ufff, qué cansancio, solo pensar que incluso muertos nos hagan tirar del carro. Yo lo que quiero es dormir, oiga!

manuel_h dijo...

agotadora eternidad!
que me quemen a mí también, por favor!

Aristóteles dijo...

"Y los muertos aquí la pasamos muy bien, entre flores de colores,... para dar una vuelta, sin pasar de la cuenta ¡Eso si! Y los muertos aquí es donde tienen que estar y el cielo por mi, se puede esperar".

Ups... es que recién acabo de llegar de mis vacaciones... ¿Se nota que me AMO el teatro? ¿Qué vi la puesta en escena de "Hoy no me puedo levantar"? La producción mexicana,... ojalá y se me haga ver la producción de España.

En fin... por supuesto que me estaré dando mis vueltas por aquí... como todos los muertos.

Saludos desde mi cementerio.

Sr. D dijo...

Joder.....¡Yo me niego a seguir trabajando incluso post mortem!. A mi que me incineren y me dejen en la puerta de alguna discoteca de Ibiza. Seguro que acabo en las jóvenes pituitarias de media Europa.

Marga F. Rosende dijo...

MANUEL H. y ARISTÓTELES: Bienvenidos, sentiros en vuestra casa.


Os sugiero un paseo por el blog de ARISTóTELES, como dice Salva "es cura, pero casi no se le nota", y hace pensar un monton...

toxcatl dijo...

No termino de verlo claro, lo de dar luz despues de muerta y eso... ¿y si se me acaba la energia para resucitar (o eso dicen)?

mer dijo...

la cogeneración está llegando a unos límites insospechados...vamos a tener que ir andando con cuidado y esconder con recelo nuestra energía que hay mucho vampiro y pirata suelto por ahi...

yo sin más, hoy me la dejé en casa y aqui en la ofi voy tirando con la de mi compañero que acaba de llegar de vacaciones....a ver...que está muy carita y hay que ahorrar. Bontio blog!!

Marga F. Rosende dijo...

MER: Bienvenida....

Zifnab dijo...

La verdad que lo de currar después de la muerte manda al cielo. Si el estatuto ya se lo pasan pr el forro de los cojones en condiciones normales no te digo ya habiéndola palmado

Se feliz

.cecilia. dijo...

mejor descansar en paz
hola marga!
besos

Marga F. Rosende dijo...

Gracias por la visita Cecilia...

El Replicante dijo...

Si son capaces de extraer energía de los excrementos, también de las personas, la diferencia no será tanta entonces :-P

Besos

Daniel Mondejar dijo...

Hey, me parece demasiado interesante tu página. La había visto antes pero no le presté demasiada atención (será porque en aquella oportunidad no vi tantas figuritas). Bueno, acabo de publicar también un blog, no tan elaborado ni tan bien diseñado como el tuyo, pero es un blog y acabop de empezar. Espero le puedas dar una leida, y quién sabe, quizás alguna vez puedas colaborar en él... logrando lo más preciado de mi parte en esta vida... que te linkee.... ja. Cuidate, repito, interesante.

Garrapata dijo...

¿Es eso cierto, Marga? ¿Puedes poner un enlace? Me interesaría saber algo sobre esa tecnología.

También me parece curioso que le estemos adelantando a las máquinas el trabajo de investigación de extraer, en el futuro, y cuando nos dominen, la energía que les es necesaria de nuestros cuerpos.