jueves, agosto 24, 2006

Wonderpechos

Hallábame esta mañana aplicándome unos reflejitos en la pelu y a la par echando un vistacito a una revista de moda de gran tamaño cuando, ¡Albricias!, una foto llama mi atención.
Al principio me parece ver un aula con pupitres donde los estudiantes comen noodles mirando a cámara. Que zampen en clase me asombra solo relativamente. Según me cuenta mi amigo F.C. enseñante resignado y chistosísimo, los estudiantes llegan incluso a besarse con pasión aprovechando la oscuridad de las proyecciones de diapositivas. No conocía yo las posibilidades afrodisíacas del románico.
Pero no, no es un aula, sino un restaurante escenósimo. Mi mirada con tendencia a recrear ha vuelto a engañarme.
Creí que era una clase, pues los muchachos están en una posición forzadamente frontal que recuerda la disposición de los pupitres y las mesas, pequeñas y cuadradas parecen cajoneras. Los "estudiantes" miran a cámara, es decir miran al que mira, en este caso yo, con expresión de un asombro tal que ha desencajado literalmente la mandíbula de un rubio con flequillo Gucci que come fideos.

No hace falta decir que todos son pulidos y hermosos con su aspecto recién salido de Photoshop. Las expresiones de cada uno de ellos son sutiles variaciones muy conseguidas de un mismo tema : asombro, admiración, quizá deseo.

Como si el tiempo se hubiera detenido observan al observador, de nuevo yo, pasmadísimos. La conmoción es tal que han dejado de hacer aquello en lo que estaban ocupados: una camarera boquiabierta al fondo esta a punto de que se le caiga una bandeja. El chico que come noodles mantiene el tenedor en el aire con ojos como platos, un par de fermosas chavalas me miran picaras, cuchichean. La foto atufa a publicidad, pero no hay marca ninguna. Intrigada paso página. Ahí está la respuesta, es lo que en publi se llama un teasser. Un anuncio de sujetadores con intriga, en dos fases.
En la segunda fase una joven de digna sensualidad y poderoso escote entra en el restaurante de la página anterior, no es a mí, sino a mi en su puesto a quien miraban con asombro. Bajo ella un titular. De forma muy breve se explica que lo de la pagina anterior (asombro, caída de baba, idiocia) son los efectos que llevar esa marca de suje produce en el prójimo.
Pero lo que de verdad me fascina es el croquis de debajo. En el, y de forma muy didáctica, puedo ver en acción los diferentes modelos del sujetador con los que podemos dar hasta cuatro formas diferentes a nuestros globitos.
Las Cuatro Opciones, de momento, son las siguientes: Hacia arriba y separadas, hacia arriba juntas marcando canalillo, directamente comprimidas en otro diseño mas funcional, como de oficina, y por fin uno que nos permite disponer de canalillo en forma de Y griega , que al parecer es lo last de lo last.
No sabia yo que la esfera diera para tanto, debe ser porque no tiene principio ni fin, como Dios.

A lo largo de la revista en cuatro páginas diferentes vemos a la misma chica de seno polifacético entrando en el restaurante desde el punto de vista de los “estudiantes” con las cuatro opciones de sujetador a cual más provocador causando siempre la misma reacción

Amigos, cuanta potencialidad senil. Decía Miguel Angel que todas las formas están en el bloque de piedra que solo hay que encontrarlas, todas las formas están en nuestros senos, solo hay que encontrarlas.

Amigos y visitantes primerizos, comentadme a placer….
No puedo subir imagen...Mañana me voy a Londres por cinco días, os echaré mucho de menos, intentaré postear. Un beso

18 comentarios:

Roxi dijo...

Marga!
Teasser en revistas no había visto.
Jajajajaj habrá que encontrar las formas.
Disfruta tu viaje a Londres.
Un abrazo!

super_flow dijo...

Y versión "use sus pechos de amígdalas" no hay?? Besos y Disfruta de Londres, bueno, eso si puedes camuflar el rímel entre tu equipaje...un besazo.

Marga F. Rosende dijo...

Chicas, os voy a echar muchiiiiiiisimo de menos. No se como me las voy a apañar sin estos rituales blogueros que tanto me llenan. Un beso chiquitinas...

Yayo Salva dijo...

En fin, Marga, que el machismo galopante sigue imperando. Y, además, dan cancha a la muchachada para que opine con su expresión. Al final..., dos tetas. ¿Seré un escéptico?
Un beso, y que te divierta en la City.

Eulalia dijo...

Not comment
He dicho que no comento, caray. A lo mejor lo he escrito mal en inglés, pero quiero decir eso: que vaya tela.
Lo de tu viaje a Londres me da envidia: podrás ver y sentir cómo te boicotean todo lo que quieres llevar a mano, experiencia excitante donde las haya.
Ahora en serio, ¡Quien pudiera!
Un beso.

Medeo Mandarino dijo...

Saludillos
Así sea mentalmente, pero visitaré contigo Londres en estos días...
Mi novio, tú... ¿quién más hace mutis, querida? :(
Besos...

El Deivid dijo...

Mas tiran dos tetas
que dos carretas,
disparando encanto
como metralletas.

Adoro tus curvas infinitas
sin importarme si son
de canalillo reguetón
o de wonderbra
cual diosa de la fertilidad

Senos como el infinito,
son círculos
como tus pezones
irresistibles adminículos
de placer botones.


Me ha encantado tu post Marga, francamente genial.
Pásalo bien en Londres, ciberdesconecta y empápate de nuevas y acononantes blogideas.

Un beso!

El Deivid dijo...

Fe de erratas:
donde dije acononantes, quise decir acojonantes
Un saludo.

doble visión dijo...

Buen viaje a Londres!!!
y vida eterna al blur del photoshop!!!...

saludos

florecilla de alcanfor dijo...

Pásatelo fenomenal, Marga. Qué envidia, me iría otra vez sin pensarlo.
De lo de los sujes mejor no digo nada. Me ha gustado lo de la potencialidad senil.

Andres dijo...

Hola Marga, te estoy devolviendo la visita. La verdad me sorprendió que te des un paseo por mi blog desde tan lejos. No tengo idea de cómo pudiste dar con él. Me parece muy chévere que te haya gustado (a veces pienso que es demasiado limeño). Dibujando y escribiendo se te nota mucho oficio. Aunque aún no tengo del todo claro de qué trata esta página. Estoy en eso.
Y como todos aquí se despiden con un beso, no quiero romper con la cordialidad.

Beso y buen viaje.

Andres dijo...

Y si tengo faltas de ortografía me las sepan disculpar. Ando de etapa post pisco sours de maracuyá (no saben cómo me cuesta escribir las letritas de "verificación de la palabra").

joselito el de la voz de oro dijo...

Recuerdo en mi adolescencia, en ese colegio de curas sin chicas, que una vez nuestra joven y exuberante profesora de Lenguaje llegó a clase con más botones desbrochados de los acostumbrados (por despiste, supongo). Pueden imaginarse el caos de clase que impartió en la que cada dos por tres uno u otro se acercaba a ver más de cerca tamaña... lección, en el que el sujeto era doble y no le hacía falta wonderbra para conjugar el verbo sostenerse
Parece que muchos publicistas consideran a la población una panda de adolescente de hormona subida

phoedra dijo...

me encanta tu manera de describir el comercial.
nadie lo haría mejor!

y pasando a lo de los bras, yo no entiendo por qué tantos modelos, yo sólo ocupo uno que sostenga, que me quede y que me guste.
porque odio los que tienen como mil encajes, también los que tienen muchos adornos...
pero esos se complican la vida pensando en los diferentes tipos!!

cuídate por londressssssssss, que ahí veo los comentarios deseandote suerte, así que no quiero ser de las que falten con eso.
disfruta las callesitas bonitas y el acento hermoso :D
cuídate.
besos.

Roxi dijo...

Hola Marga!
Supongo que aún sigues en Londres, espero estés disfrutando tu viaje.
Ahora vine a contarte que anoche entraste en un sueño mío, yo entraba a la biblioteca nacional (de santiago) y sus paredes estaban llenas de tus ilustraciones, pero en tamaños descomunales, abarcando cada una, el espacio total de cada una de las paredes. Era muy lindo, no me acuerdo en detalle pero estaban hartas de las ilustraciones que publicas en tu blog.
Saludos!

LuisCreek dijo...

hey super nice tu post, saludos desde mexico

toxcatl dijo...

Yo consigo cosas lejanamente parecidas con respecto a mis pectorales _sin_ esa marca. ¿que pasará si la uso???

Marga F. Rosende dijo...

Toxctl: hija, es cuestión de intentar, a ver que pasa.Yo la marca en cuestión tampoco la he probado nunca.
Medeo: Jolín, siento que estés algo solito. Un besote.