viernes, agosto 18, 2006




Las Fiestas de la Paloma

Con motivo de las Fiestas de la Virgen de Paloma, cada quince de agosto los madrileños tenemos oportunidad de disfrutar de nuestras propias Rive gauche y Rive droite sin necesidad de viajar a Paris. Y sin tan siquiera tener que cruzar el Manzanares river side.

Esto es así porque, con tan solo cruzar de una acera a otra en el ámbito de las Vistillas y La Latina en general, podemos elegir entre atufarnos con entresijos de gallina enrollados en un palo a droite, o con fritura de calamares au romaine, a gauche. Y si hay suerte además nos puede tocar un primate hipertrófico de peluche capaz de espantar cualquier peligro físico o metafísico con su solo avistamiento.
El valeroso Caballero del Pixel me acompañó el martes en estas andanzas. Sorprendíase el mozo del hecho de que por ser fiesta, la misma porquería de siempre costara el triple. Bueno, hace que se admira, pero su espíritu filosófico tan solo enuncia los asombros para hacerlos objeto de disertación y charla.

El vestuario en esta celebración no puede pasarse por alto. Y es que los madrileños tenemos escaso sentimiento de serlo y eso se nota hasta en el atuendo.
El traje de chulapa sufría versiones que lo emparentaban no solo con otras regiones en loca fusión castellano andaluza, sino incluso con el mundo del cabaret, con una poco ortodoxa querencia stendhaliana por el rojo y el negro y la media de rejilla.

Hay también zonas para la contemplación filosófica en esta celebración. No es difícil encontrarse con la calle totalmente vacía de coches y ambas aceras atestadas de gente. Esperan la llegada, a ras de suelo, sin descenso, de un cuadro de la Virgen. Esta versión de la Madonna, en solo dos dimensiones, parece ser la única disponible.

Los jubiletas, desafiando las recomendaciones de prudencia, pueden esperar horas para verla pasar sin mirarlos, con su carita de Julieta Venegas. Las vírgenes ya se sabe miran siempre hacia delante incluso cuando están muy tristes y asaeteadas de puñales. El palio lo portan los bomberos. Como están tan cachas pueden cargar hasta con el peso de lo místico. Sospecho con mi retorcida y sucia psique si parte del personal espera mayormente la visión bomberil, pero no, para mi pesar permanecen ocultos tras los faldones del palio.

Otra vez será.
Colgaré la ilustración cuando Monsieur Blogger lo considere oportuno, ayer tampoco fue posible. En fin....Tengo muchas dificultades para postear y subir imágenes estos días.
Asiduos y visitantes primerizos, soy toda oídos. Gracias.

16 comentarios:

El Deivid dijo...

Como tú dices, estas fiestas tienen una componente fritanguesta común a todo acto, que rodea el núcleo religioso.
Parece estar caracterizado por una presencia escasa, pero es relativo. Yo ví bastante gente.
Un beso.

Eulalia dijo...

Procesión por procesión, prefiero la del Cristo de Medinacelli.
Verbena por verbena, elijo la zarzuela: sólo ver y oir, sin oler, gustar... ni que me empujen.
La describes da buti.
Un beso.

Yayo Salva dijo...

¡Vaya!, estoy unos días ausente y pierdo el compás de tu blog. Me perdí el test (no te voy a decir cuál es mi cajón preferido) y también las fiestas de la Paloma. Mi componente masoca-bullanguera siempre me arrastra hacia esas manifestaciones "populares". Y para convencerme de que casi todo ha cambiado para mal, me acerco a los puestos de la gente del barrio a tomar limonada. El bocata de entresijos y gallinejas es una tentación, pero me reprimo. De las tómbolas, paso...
A pesar de todo, no deja de ser un "impasse" de color en la vida tórrida de este Madrid de agosto en el que la (inmensa) mayoría no somos madrileños.
Un beso.

Marga F. Rosende dijo...

EULALIA, no quiero ponerme cursi, pero si vieras que "empujadores" son tus comentarios...un besito
SALVATORE: Joliiin, porfis, dime cual es tu cajón prefe...

super_flow dijo...

Justamente hoy estaba yo pensando...qué pocas fiestas tendrán las religiones que no tengan santos ¿no?? Y qué leches sacan en procesión??? Cómo hacen para que llueva?? con lo socorridito que es el santo de turno.

Bito dijo...

Las fiestas de la Paloma... hace ya años que no me pillan por allí, y la verdad es que me has dejado babeando de envidia, especialmente por el tema calamares y demás.

Roxi dijo...

"Las vírgenes miran siempre hacia delante incluso cuando están muy tristes y asaeteadas de puñales"

Marga! Además de cajonomancista eres poetisa.
Esto que escribiste está muy lindo, me dan ganas de ir algún día a esa fiesta aunque me cobren el triple por la fecha.
Un abrazo!

LuisCreek dijo...

hey que bonito el nuevo fondo de tu blog...

Marga F. Rosende dijo...

Tienen su gracia estas fiestas,si.ROXI: me mola ser cajonmante poetisa, suena como el dr. Apocalipsis, que es médico, torero y piloto. Te gustaría Madrid...
;-)
BITO: nunca tengo claro si vives en el Reino Unido.
LUISCREEK:que gusto tu visita.
Besos a todos.

gonzalo dijo...

quizás si me baño en un poco de fe, podré com enzar a hacer algunas locuras y hacer más divertida mi vida, como en la rive gauche.

joselito el de la voz de oro dijo...

sólo de pensar escuchar una vez más ese disco de mi padre (vinilo del gordo por supuesto) de la zarzuela de la Verbena de La Paloma (la única zarzuela que me gusta es la de marisco y eso que no la he probado, pero puedo imaginarmela ummm), se me cierran los oídos.... "Por ser la virgen de la paloma, un mantón de la china na china na te voy a regalar", pero sigue resonando en mi interior a pesar de los años....AAAAAAHHHHHHH
Lo de las crónicas del yuma.... no seas impaciente, que te recuerdo que es una obra inacabada y algún dia se quedará parado durante un buen tiempo.
besos

Bambino dijo...

Disiento profundamente, los madrileños tenemos excesivo y patético sentimiento "de serlo", sobre todo haciéndonos notar fuera de la CAM, con nuestros voceríos madridistas, nuestros Seat Toledo con la fuckin' banderita colgando del retrovisor, nuestro acento pacense o manchego, nuestro portacds con 3 ó 4 discos del Ramoncín, etcétera. Y a mucha honra.

manel dijo...

excelente retrato

Medeo Mandarino dijo...

Marga: algún día habré de acompañarte en tan singular excursión. Jamás imaginé que la (supongo sin certidumbre) tijuanense compatriota Julieta Venegas fuera conocida allende el golfo de Méjico. Besos, querida.

Yorchus dijo...

Ya regresé de mis cortas pero intensas vacaciones. Diez días sin Internet disfrutando de placeres no virtuales y fiestas lejanas a La Paloma.

Marga F. Rosende dijo...

MANEL: Muchas gracias por tu visita.Ahora me voy a dar una vueltecita por tu blog.
MEDEO: J.V.? Conocidísima hombre!!! . Pero en que mundo vive usted joven! .Vive Dios que usted me acompañara a esta excursión Palomera!
YORCHUS: !Que alegría que hayas vuelto!.Lo siento por ti, pero me alegro por nosotros....