martes, agosto 15, 2006

Medidas de seguridad en los aviones

Escucho en el joyerito catódico que, debido a la cardiaca situación aérea, no podemos llevar nuestros cosméticos con nosotras en la aeronave.
Ay, donde dejaremos nuestros irisados parpados, nuestra tez de porcelana, nuestro delicado blush de pétalo de rosa. Tras diez horas de vuelo, la carita descompuesta y sin arreglo. Que tristeza, nadie sacando un espejito cuando el avión ha aterrorizado, digo, aterrizado, recomponiéndose el pómulo, volviendo a darle vida a la mirada.

Una horda de damas lívidas, sin posibilidad de rimmel, arribando a los aeropuertos internacionales.

Una rubia muy rubia, de ojos azules muy azules le planta cara al sufrido policía requisador de afeites. Consiente la dama en abandonar en un triste cestillo su fondo de maquillaje. Líquido como es podría ser potencial bomba cosmética. Acepta la rubia tal limitación no sin gallardía, pero no sin su barra, sin su barra de labios no sube al avión. Y así lo enuncia en directo al agente de la ley, y así lo reafirma mirando a cámara en un favorecedor tres cuartos.

Sin mi barra no. Sin nuestra barra no. Antes muertas que pálidas y sin color.

Amigos y visitantes primerizos pronunciaros, expresaros. Gracias.

17 comentarios:

Hans dijo...

Si las empresas titulares de las cadenas de lo antes llamado "duty-free shops" fuese espabilada, ya hubiese solicitado autorización al equivalente de AENA en USA y UK para instalar tiendas de afeites en el punto intermedio entre el baggage claim y la salida a los halls de los aeropuertos, para que los viajeros pudiesen recomponerse adecuadamente antes de enfrentarse al mundo de destino...

Marga F. Rosende dijo...

Que buena idea, HANS, a río revuelto....pero espérate y verás.

Un beso

florecilla de alcanfor dijo...

Muy buena la solución de Hans, un Duty Free Body Shop.

(Cómo me gusta el blog tuneado, es súper fashion. Pásatelo muy bien en Londres, yo me habría quedado allí para siempre...)

Eulalia dijo...

Lo de Hans es insuperable.
Tu dibujo minimalista, fantástico.
Lo de la señora del aeropuerto, épico: hay que tener muy claro quién es una para defender con esa firmeza lo imprescindible.
Yo, desde luego, estoy con ella.
Y tú glosas la noticia como nadie: te adoro.
Un beso.

El Deivid dijo...

Al final, poco a poco, van consiguiendo su objetivo: hacernos la vida más incómoda mediante el terror.
Recuerdo una vez que llevé unas tijeras en la mochila y cuando me las vieron por los rayos X me dijeron que la próxima vez las facturase.
Comer era una odisea en nuestros vuelos nacionales. Ahora será una utopía, habrá que rendirnos a la carta de productos alojada frente a nuestro asiento.

super_flow dijo...

ahora habrá que facturarlo todo, y yo que después de que me perdieran una vez una maleta, juré y perjuré que una muda limpia iba a meter siempre en mi equipaje de mano... me veo enseñando mi tanga en la bolsita transparente ; (

Roxi dijo...

Ahora no me pinto nada de nada, pero probablemente en otra época hubiera sufrido sin mi brillito ¿qué le hace un inocente brillito a la seguridad internacional?
Quieren que vivamos con miedo a todo, y que botemos la angustia comprando seguros para todo. Como si los conceptos pudieran comprarse.
No sé, derrepente mejor vivir en Chilito (nos encantan los diminutivos), tan australes que ni los terroristas nos toman en cuenta. Todo tiene su lado positivo.
Abrazo!

Boz dijo...

eeee es una cosa esquizofrnica esta de la seguridad en los aviones.

yo hice un post sobre eso y me parece que todo eso es sobreexagerado.

ahora lo del maquillaje pues no uso, obvio y no viajo en avion asi q....no me afecta

salu2

Yayo Salva dijo...

Viajar en avión ha pasado de ser la forma más "chic" de viajar (años 60) a la forma más incómoda y vejatoria. Pero no hay vuelta atrás. Nos han engañado con eso de la mundialización. Los últimos abusos tienen algún atractivo: veremos a las mujeres de los demás en su "real fashion". Jeje.
Un beso, Marga.

BadBit dijo...

Esa nueva disposición es absurda...

Atte.
BadBit

toxcatl dijo...

Como si fuesen a hacer una bomba de un maquillaje... si ya es toxico de por si... ¿para que mas riesgo?

Marga F. Rosende dijo...

SUPERFLOW: oye guapa revisa tu lencería o comprala en destino, que así tenemos esa mala fama fuera las españolas monina.
SALVATORE: ahora lo más escenoso va a ser viajar en tartana, pero ya le pondran pegas ya...
ROXI: muy sabia tu reflexión, "buscando seguros para todo", yo ultimamente me juego la vida más, con sus consecuencias claro.
BOZ: nuestra sociedad está muy dividida muy esquizo en todo, si.Obviamente usted no usa cosméticos querido...esta muy arrugadito.

asco dijo...

Ahora que vas a tierras británicas posiblemente tengas que dejar tus cosméticos, el lipstick puede ser artefacto de terrorismo (aparte de cientos de artefactos cosméticos extra), dicho sea de paso, tendrás que someterte a que te toqueteen cientos de policias aduanales para verificar que en efecto, no seas terrorista.

Marga F. Rosende dijo...

Jope Asco, pues saber si uno es terrorista al tacto me parece harto inmoral, don´t you think so caro mio?

joselito el de la voz de oro dijo...

Dentro de poco los gipsi kings no podrán cantar volando voy con esa alegría que les caracteriza, lo tendrán que reconvertir en una saeta de semana santa
Muy chulo tu fondo de blog

Marga F. Rosende dijo...

JOSELITO: como me lo estoy pasando con tus crónicas de un yuma. Si no os habeis pasado por allí, daros una vuelta, no tiene desperdicio.

Medeo Mandarino dijo...

Y es curioso, pero encuentro más estético un rostro femenino al natural...

A defender el derecho al maquillaje (y al no maquillaje), chicas. Os acompaño, como siempre.